fbpx
+506 8617 2491 mcec@innoceana.org

Alarmante oleada de marea roja ataca el océano costarricense

Escrito por administrador

Notas de prensa

Distintas organizaciones de conservación marina alertan sobre la preocupante situación y la catalogan como emergencia nacional. Decenas de especies marinas han sido encontradas muertas en los mares del país. Se crea un grupo virtual para que el público en general pueda denunciar casos de mareas rojas 22 de julio de 2022, Ojochal, Costa Rica — A pesar de la inminente […]
  • Distintas organizaciones de conservación marina alertan sobre la preocupante situación y la catalogan como emergencia nacional.
  • Decenas de especies marinas han sido encontradas muertas en los mares del país.
  • Se ha creado un grupo virtual para que el público en general pueda reportar casos de mareas rojas

22 de julio de 2022, Ojochal, Costa Rica — A pesar del peligro inminente de ingresar al océano cuando hay marea roja, la bióloga marina Laura Vanopdenbosch se sumergió para entender mejor la situación. Después de observar varios días consecutivos de marea roja a principios de julio, era necesario investigar más.

Fotografías de Yulian Cordero

"“No tenía ni 20 centímetros de visibilidad. Realmente fue aterrador pues en un momento perdí noción de dónde estaba la superficie y dónde se encontraba el lecho marino. De igual forma, debía inspeccionar la situación ya que eran decenas de especies muertas, flotando a diferentes profundidades” dice Vanopdenbosch, quien también es el director de proyecto del Centro de Educación y Conservación Marina de Innoceana (MCEC). La situación se dio en el marco de una de las expediciones de conservación marina que la ONG ofrece en la región del Pacífico Sur. Los expedicionarios —apasionados del océano, en este caso procedentes de Argentina, México, Países Bajos y Estados Unidos— que ya se encontraban en el séptimo día de la experiencia, se asombraron al ver la lamentable escena de destrucción de la fauna y flora marina. Incluso el olor a descomposición característico de la marea roja era tal que se hacía imposible respirar con naturalidad.

Fotografías de Yulian Cordero

Las mareas rojas ocurren principalmente por causa de los altos niveles de nitratos y fosfatos que llegan al océano. Generalmente, estos minerales son un tipo de nutrientes que provienen de la agricultura; pero, sobre todo, de pesticidas y fertilizantes. Cuando las lluvias aumentan, el caudal de los ríos lleva hacia el mar esos nitratos y fosfatos, los cuales son un caldo de cultivo para las algas, puesto que estas los aman, provocando su crecimiento exponencial y una floración desmedida. A este cóctel de elementos, debe agregarse el cambio climático, que ha incidido en la temperatura de las aguas: las corrientes y termoclinas más cálidas son el ambiente propicio para la proliferación de las algas.

Fotografía por Yulian Cordero

Las mareas rojas son, por ende, una proliferación de algas rojas microscópicas. Un gran problema que provoca el fenómeno es que la luz no puede penetrar la densa columna de agua, lo que implica que los corales no reciben suficiente luz para la fotosíntesis. El resultado es el blanqueamiento y la muerte de los mismos. El peor agravante de la marea roja ocurre cuando las algas se mueren y descomponen. Las bacterias —que necesitan mucho oxígeno para el proceso de descomposición— se encargan de las algas, pero a un alto precio, agotando el oxígeno de un área, lo que puede resultar en una zona muerta. Sin agua debidamente oxigenada, los animales marinos no pueden sobrevivir: los peces, las morenas, los tiburones y otras criaturas comienzan a morir.

Fotografías de Laura Vanopdenbosch 

Si bien las mareas rojas han ocurrido desde hace años y pueden tener causas naturales, actualmente se están presentando con una frecuencia preocupante. En Costa Rica, el uso de pesticidas, fertilizantes y químicos pesados está acarreando consecuencias muy negativas. Otras prácticas que incrementan la presencia de este fenómeno son la construcción con métodos poco sustentables que acarrean sedimentos y erosión fluvial.

"Lo que se ha visto en la Isla del Caño es alarmante. En solo este mes de julio, hemos observado cientos de peces muertos, grandes y pequeños por igual, en sitios que normalmente rebosan de vida” añade Vanopdenbosch. Durante la expedición se encontraron enormes peces loro (especie indicadora) flotando en la superficie del océano y crías juveniles muertas de morenas —que ya de por sí son difíciles de ver—, pargos y atunes en el fondo marino. La mayor parte de la colonia de coral (que normalmente es brillante y saludable) se mostraba completamente blanqueada. Los participantes terminaron el día llorando al ver con desolación el estado de un ecosistema que es normalmente vibrante y lleno de vida.

Fotografía por Yulian Cordero

Este problema es una gran señal de advertencia. Las mareas rojas no solo ocurren en la Isla del Caño y la región del Pacífico Sur, sino también en otras partes de Costa Rica. Por su parte, los habitantes de la zona norte también han expresado su consternación. Édgar Castillo, director de UESPRA y coordinador del Programa Hogar Tierra en Guanacaste, comenta que recientemente “un cachalote llegó a la costa, precisamente al Refugio Nacional de Vida Silvestre Caletas Arío. Se detectó que llegó por un tipo de patología, seguramente derivada de la marea roja en aguas pelágicas.Por su parte, Alan Barrios, presidente de la Federacíon de Pescadores Artesanales y Molusqueros del Golfo de Nicoya, comenta que las islas adyacentes a la península presentan una afectación fluctuante de marea roja.

Por ello, las organizaciones de la Sociedad de Conservación Marina de Costa Rica (incluyendo Innoceana, UESPRA, CREMA y la Federación de Pescadores Artesanales y Molusqueros del Golfo de Nicoya) han establecido una Grupo de Facebook llamado "Marea roja - Costa Rica | Red Tide Watch Report" donde la comunidad puede enviar sus reportes. Esto permitirá un mejor entendimiento del fenómeno. Cualquier usuario de la plataforma puede suscribirse al grupo para estar al tanto y/o subir sus reportes.

Asimismo, las organizaciones están realizando extensos estudios de calidad de aguas para presentar estadísticas que demuestren qué es lo que está principalmente provocando estas situaciones. Los estudios preliminares parecen demostrar que el uso desmedido de pesticidas en el país no solo está envenenando a los consumidores, sino también a los mares. Sin una legislación adecuada que prohíba ciertos agroquímicos y una clara concientización social que promueva prácticas más sustentables, esta tendencia en el océano no hará otra cosa más que acrecentarse.

Innoceana consolida su colaboración en la conservación de la Isla del Coco

La ONG ambientalista trabaja junto al SINAC para monitorear la evolución del fondo marino gracias a técnicas de modelado 3D. Los biólogos marinos de Innoceana han capacitado a los guardabosques para que puedan realizar la recopilación de datos necesaria para reforzar los esfuerzos de conservación en Cocos...

Alerta nacional por mareas rojas: 12 tortugas encontradas muertas en costas del Pacífico Sur

En los últimos días, diferentes guías turísticos y pobladores de la comunidad de Drake han encontrado hasta 12 tortugas negras (Chelonia mydas) muertas en las playas de la Península de Osa. 1 de agosto de 2022, Ojochal, Costa Rica — Como resultado de los recientes varamientos de tortugas, diferentes...

Regístrese para recibir correos electrónicos

6 + 5 =

experiencias de aventura en costa rica de un solo día

Experiencias de un solo día

Expedición de Conservación Marina Costa Rica

Expedición de conservación

Pasantías

Programas de pasantías

Cursos de buceo Costa Rica

Cursos de buceo

English English Español Español